Pedir un préstamo personal

¿Cómo se puede pedir un préstamo personal?

Existen varías vías para solicitar un préstamo o crédito personal:

  • De forma presencial, que es la tradicional. Esto es, acudiendo a las sucursales de las entidades financieras. El tiempo de estudio y concesión suele ser más largo que en los préstamos que se solicitan a través de otros medios e implica varios viajes a la oficina. Con todo, las cantidades de dinero que se pueden solicitar y los plazos de amortización pueden ser mayores que cuando se contrata un préstamo por otra vía.
  • A través de Internet. Entre sus ventajas destaca la relativa facilidad con la que se pueden contratar y conceder. En muchas ocasiones no se exige ningún tipo de vinculación con la entidad a través de la cual se contrata y las condiciones de financiación suelen ser mejores que en las oficinas tradicionales. Hay entidades que no cobran comisiones, como la de estudio o la de apertura. Por el contrario, generalmente ofrecen importes más bajos y plazos de amortización más cortos. La documentación que se tiene que presentar es la misma que cuando se solicita de forma presencial.
  • Por teléfono.

¿Cuáles son los requisitos para pedir un préstamo personal?

Cada banco o caja demanda unos requerimientos determinados, dependiendo de las características del crédito y del cliente que lo solicite. Con todo, y simplificando mucho, tres serían los requisitos que debe cumplir el solicitante de un préstamo:

  • Ser mayor de edad.
  • Demostrar que se puede devolver el dinero que ha pedido.
  • No aparecer en ningún listado de morosos.

A partir de ahí, y a través de la documentación que se presentará, la entidad financiera elaborará un estudio para analizar los riesgos del préstamo y determinar la viabilidad de quien lo solicita.

Entre otros, evaluará los ingresos que pueda tener el cliente, sean cuales sean, los bienes con los que podrá responder en caso de no poder pagar y su historial crediticio. Esto es, que siempre haya cumplido con todos sus pagos y que no aparezca en ningún fichero de impagados como el ASNEF o RAI.

En este sentido, las personas con contratos indefinidos con antigüedad en una misma empresa y los funcionarios o empleados públicos podrán obtener con más facilidad un préstamo personal que una persona que trabaje como autónomo, que esté desempleada o que tenga un contrato temporal.

UP